Datos personales

QUE LA VERDAD BRILLE, QUE NINGÚN CRISTIANO SE DEJE GUIAR EN MATERIA DE FE POR PERSONAS CONFUNDIDAS O MAL INTENCIONADAS, SINO POR LA PALABRA DE DIOS, QUE HOY TENEMOS EN NUESTRAS MANOS A PRECIO DE SANGRE Y FUEGO Y QUE LA VERDAD OBRE PARA SALVACIÓN DE LAS ALMAS.

domingo, 27 de mayo de 2012

CÓMO BUSCAR LA DIRECCIÓN DE DIOS


Salmo 25:4-5
“Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día”.

Cuando usted enfrente una decisión, ya sea grande o pequeña, es importante que espere la dirección y el tiempo de Dios. Y aunque pueda sonar paradójico, hay tres maneras de tener un papel activo en ese proceso mientras esperamos.

Primero, debemos examinar nuestro corazón, y pedirle al Espíritu Santo que nos indique cualquier cosa que no esté bien. Si Él trae algo a la luz, es importante ocuparse de ese pecado de inmediato, confesándolo y arrepintiéndonos. A veces, dejamos esto a un lado porque la decisión inminente parece nuestra principal preocupación. Pero no podremos tener respuesta de Dios ni recibir su bendición completa hasta que nos ocupemos del pecado.

Segundo, debemos escuchar con paciencia y atención la aprobación del Señor. Esperar puede ser difícil, sobre todo cuando las emociones o la lógica nos llevan a preferir una decisión.

Tercero, la respuesta a nuestra oración exige nuestra participación. Por ejemplo, cuando las personas me dicen que no tienen trabajo y que están confiando en que Dios se los dará, quiero saber siempre si están buscando activamente un empleo. Algunos no lo están, simplemente están orando. Tenemos la responsabilidad no solo de presentar a Dios nuestras peticiones y buscar su dirección, sino también de participar activamente en el proceso.

La oración es un hermoso privilegio que el Padre celestial da a sus hijos. Él desea conducirnos a una vida de abundancia. Debemos tomar parte activa en la búsqueda de su voluntad, y escuchar su voz. Si obedecemos la dirección del Espíritu Santo, veremos todo lo que el Señor tiene para nosotros.

“Gracia y Paz”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada